Estudiantes universitarios cubanos reafirman vocación de servicio

Foto:Archivo

Por: Roberto Morejón

En el año en el que cumplirá su aniversario 96, la FEU, Federación Estudiantil Universitaria, de Cuba, celebra su noveno congreso para reafirmar su vocación de servicio a la sociedad y debatir asuntos de interés para las nuevas generaciones.

El foro de esa organización fundada por el líder antimperialista Julio Antonio Mella, será el colofón de una fase previa en la que los más de 125 mil miembros hicieron cerca de 10 mil planteamientos en asambleas desde la brigada, la célula de base.

Dirigentes de la colectividad representativa de los alumnos de los planteles de altos estudios de Cuba calificaron de maduras las exposiciones precedentes al Congreso, algunas de las cuales tendrán continuidad en los debates en La Habana de este fin de semana.

Ese clima analítico es de medular importancia para un país enfrascado en la actualización de su modelo económico y requerido de ciudadanos con prácticas motivadoras.

Y también coadyuva a enfrentar la controversia ideológica y cultural en las Universidades, pues a esos recintos llegan a veces ideas negativas como las que promueven el consumismo y la apatía.

Dirigentes de la Revolución Cubana exhortaron recientemente a los jóvenes universitarios, y de otras enseñanzas, a perfilar una óptica más acuciosa para rechazar campañas subversivas destinadas a separar a las nuevas generaciones de la dirección histórica.

Y así es, porque dentro y fuera de las redes sociales algunos llaman a los jóvenes cubanos a olvidar el pasado y las tradiciones culturales, cuando es más necesario el estudio de pensamientos como el del héroe nacional José Martí y de su más activo discípulo, el líder histórico Fidel Castro.

En ese choque de ideas la FEU aboga por impulsar el diálogo constante y transparente que contribuya a ganar en claridad y diversidad entre los jóvenes.

Se espera entonces que en el noveno congreso los delegados reafirmen el respaldo de la FEU al proyecto social vigente y a los cambios incorporados por decisión propia.

Por supuesto, los participantes también considerarán asuntos vitales para ellos como el buen comportamiento de los educandos, la formación de valores, el seguimiento a la ubicación de los graduados universitarios y el estrechamiento de los nexos con las empresas empleadoras.

A este congreso se llega después de que miles de jóvenes matriculados en las Universidades aportaran su modesta ayuda a tareas significativas del país, como las elecciones generales y el alivio del déficit de maestros en las instrucciones media y primaria.

La sociedad los saluda por esa entrega y está atenta a sus aspiraciones y compromisos.

Editado por Lorena Viñas Rodríguez



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up