Cuba con un mercado laboral estable

Foto: ACN.

Por: Roberto Morejón

Con un mercado laboral estable y la protección del Estado a personas en actividad laboral concluye Cuba el año 2019. La economía amparó el incremento del empleo en más de 32 mil ocupados para un total de más de 4 millones 500 mil.

Los indicadores arrojan avances en la formación de empleos en la gestión estatal mientras los desempeñados por su cuenta llegaron a 617 mil 974, para un persistente aumento.

Los ocupados en el sector presupuestado tuvieron en 2019 la buena noticia de un incremento de salarios. Si sumamos la decisión similar para los jubilados entonces la cobertura favoreció a más de dos millones 750 mil personas.

El aumento del salario medio de 667 a mil 67 pesos también auxilió a la familia cubana y a toda la sociedad. Las disposiciones referidas se inscribieron en los afanes del gobierno antillano de responder acertadamente a las necesidades de la población.

Es cierto que todavía queda un grupo de personas con salarios y pensiones cuyo poder adquisitivo se resiente a fines de mes, pero siguen vigentes la seguridad social y los subsidios para reparar viviendas.

El gobierno supervisó asimismo el comportamiento de los precios en el mercado para evitar su alza drástica después del aumento de salarios. Junto a las prácticas en materia de empleo, las autoridades fortalecen la empresa estatal, pilar de la economía.

El Consejo de Ministros aprobó perfeccionar el mecanismo para el pago del salario en esa rama y la vinculación a los resultados productivos a partir del 2020.

Entre otros estímulos recibidos, la empresa estatal en Cuba cuenta ahora con mayores facultades de los directores para aprobar los sistemas de pago y aplicar la modalidad a destajo si es posible.

Las entidades referidas recibieron casi una treintena de incentivos y mantendrán como indicador que condiciona el pago por resultados el crecimiento de las utilidades antes del impuesto.

De manera que si bien el contexto nacional sigue difícil por la agresividad del bloqueo estadounidense, los trabajadores en la rama estatal cubana tienen a su favor resortes que deben llevarlos a mejores resultados.

De los ocupados depende esencialmente un aporte empresarial más eficiente asociado a una administración pública transparente y vigorosa.

El presidente de la República, Miguel Díaz Canel, subrayó el objetivo de persistir en el logro de una economía -que calificó de pequeña y asediada- con un horizonte de prosperidad y sostenible.

Cuba requiere de una labor obrera tenaz para conseguir sus metas de un modesto crecimiento en el entorno de uno por ciento para 2020, cuando se espera la continuidad del asedio renovado de la administración de Donald Trump.

Editado por Lorena Viñas Rodríguez



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up