Una niña peligrosa (+Foto)

Bravo el río, salió de su cauce. Foto: Archivo

Por Guillermo Alvarado/RHC

La Organización Meteorológica Mundial, OMM, informó que el evento conocido como La Niña está detrás de varios fenómenos climáticos ocurridos este año y mantendrá sus efectos durante 2021 con un cambio en su intensidad, que irá de moderada a fuerte.

Esto significa que en algunos lugares, como la porción norte de Sudamérica, se producirán intensas lluvias y tormentas, y en África oriental y Asia se vivirán períodos de grandes sequías, que influirán en la capacidad para garantizar la alimentación de sus habitantes.

La Niña consiste en un enfriamiento a gran escala en la superficie del Océano Pacífico ecuatorial y central, junto con cambios en la circulación atmosférica tales como vientos, presión y precipitaciones.

Con su opuesto, El Niño, que genera calor en la superficie marina, son los principales eventos climáticos naturales en el planeta, que coinciden con el calentamiento global generado por la actividad del ser humano y que ha devenido la principal amenaza para la vida de nuestra especie.

Así lo explicó el profesor Petteri Paalas, secretario general de la OMM, quien agregó que los efectos en el clima regional por ambos fenómenos nunca son iguales de un período a otro, porque dependen de muchos factores.

La cantidad inusitada de huracanes de este año, que obligó a las autoridades meteorológicas a utilizar las letras del alfabeto griego para denominarlos, está vinculada con La Niña, que no se hacía sentir desde 2010-2012.

Además del número, hay un incremento en la intensidad, como ocurre con el denominado “Zeta” que entró hace un par de días en territorio de Estados Unidos, donde causó al menos 6 muertos y grandes daños en millones de viviendas, cosechas y el servicio de energía eléctrica.

Por otra parte, si bien La Niña está vinculada con períodos de temperatura fría, esa característica será anulada por el aumento del calor atrapado en la atmósfera por los gases de efecto invernadero.

No se puede esperar, entonces, que cuando alcance su máxima intensidad vaya a tener un efecto sensible sobre nuestro afiebrado planeta.

Foto: ECO TV Panamá

Ya la OMM está coordinando acciones con gobiernos y organizaciones para mitigar los eventuales daños que este fenómeno causará el año próximo, sobre todo en regiones pobres de África, que sufrieron una devastadora plaga de langostas en 2020 y les aguarda la ausencia de lluvias.

Los fenómenos naturales han existido todo el tiempo, pero de unas décadas para acá se ven agravados por la conducta irresponsable del hombre, empeñado en destruir el medio ambiente para satisfacer caprichos y veleidades.              

Editado por Martha Ríos



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up