Exitosa gira de presidente de Irán tras levantamiento de injustificadas sanciones

Por: Guillermo Alvarado

Pocos días después que las potencias occidentales levantaron sus injustificadas sanciones contra Irán, el presidente de esa nación, Hassan Rohani, inició una fructífera gira por Europa donde sentó las bases para el reinicio de importantes relaciones económicas y políticas, que en realidad nunca debieron afectarse.

Como se recordará, con Estados Unidos a la cabeza, varios países levantaron la falsedad de que el programa nuclear iraní estaba destinado a la fabricación de bombas atómicas, a pesar de que el gobierno insistió siempre en el carácter pacífico de las investigaciones adelantadas en esa materia.

Con la mentira como argumento, occidente consiguió la aprobación de duras sanciones contra Teherán con la pretensión de aislarle y provocar una asfixia económica que debilitara su papel en una región que es objeto de las apetencias del mundo industrializado.

Al final, la verdad se impuso y las medidas tuvieron que levantarse, gracias sobre todo a la firmeza y la denodada lucha del gobierno y el pueblo iraní.

Fortalecido por esta victoria, Rohani viajó a Italia, El Vaticano y Francia, donde fue recibido por las máximas autoridades y negoció acuerdos en materia comercial, económica y de cooperación.

Después de 16 años de ausencia en El Vaticano, un jefe de Estado persa se entrevistó con el máximo jerarca de la iglesia católica, el actual papa Francisco, con quien renovó los lazos de amistad bilateral.

Francisco expresó sus deseos porque Irán juegue un papel en el Oriente Medio para buscar soluciones políticas a los conflictos que azotan a esa región, detener el avance del terrorismo y del tráfico de armas.

El presidente iraní también se entrevistó en Roma con el primer ministro, Matteo Renzi, y firmó 17 convenios multimillonarios en áreas como la energía, el transporte aéreo y ferroviario, salud y agricultura.

En París, Rohani fue recibido en el Palacio del Elíseo por el presidente François Hollande, quien aseguró que se abrió un nuevo capítulo en las relaciones y quedaron atrás los problemas y “los viejos rencores”.

Preguntado por la prensa si el periplo significaba el final del aislamiento de Irán, Rohani respondió que su país nunca ha estado solo, ni antes ni después de la firma del acuerdo nuclear, y recordó que en 2013 la Asamblea General de la ONU adoptó por unanimidad una iniciativa suya para un mundo sin violencia ni extremismos.

De Francia, el primer mandatario se llevó acuerdos con empresas como la automovilística Peugeot-Citröen, el gigantesco consorcio de aviación Airbus y la petrolera Total, que muestran el interés de las firmas europeas por negociar con Irán.

Respecto a Estados Unidos, recordó que hay conflictos acumulados en los últimos 37 años y es imposible resolverlos en poco tiempo, pero que su país tiene la mejor voluntad de reducir las tensiones y así se lo hizo saber al presidente Barack Obama.

Se trata sin duda de buenas noticias porque en un área azotada por conflictos atizados por intereses foráneos, Iran puede y debe ser un factor importante en la búsqueda del equilibrio y la paz, bienes muy necesarios en ese lugar del mundo.

Editado por Maite González Martínez



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up