Medallas para el atletismo cubano en México y Eslovaquia

Subidas a podios en México y Eslovaquia marcaron hoy el accionar del atletismo cubano en su gira competitiva rumbo a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, que tendrá mañana otro momento importante.

En el Campeonato Nacional abierto de México el titular iberoamericano de los 400 metros Yoandys Lescay se impuso con tiempo de 46.03 segundos, por delante de su compañero Osmaidel Pellicier (46.12) en desquite de lo sucedido la semana pasada en el habanero Memorial Barrientos.

«Calentamos poco, porque hubo descontrol con los horarios y nos dieron poco tiempo a todos», dijo a JITLescay  desde la ciudad de Monterrey, y adelantó que este domingo buscarán un buen registro en el relevo 4x400.

Él volverá a cerrar de posta que iniciará Williams Collazo, tendrá en el segundo tramo al capitán Adrián Chacón y dependerá después de Pellicier.

Indicó que pese a aparecer entre los 16 clasificados olímpicos el propósito es seguir acumulando registros de calidad para reafirmarse en el listado a oficializarse el 11 de julio.

En suelo eslovaco el mitin TRUE-Televisión-Slovnaft dejó segundo puesto de la posta cubana de 4x100, que cronometró 39.14 segundos sobre la estrenada pista de Simone, urbe designada ahora en lugar de la tradicional Bratislava.

Reidis Ramos, Roberto Skyers, Reynier Mena y Yaniel Carrero reeditaron la composición utilizada en el Barrientos, dada la lastimadura del abridor regular César Ruiz.

La prueba fue ganada por Turquía, cuyos 38.69 segundos constituyeron récord nacional y para la reunión, que era de 38.92, databa del año 1987 y llevaba el nombre de Cuba gracias a Ricardo Chacón, Leandro Peñalver, Sergio Querol y Andrés Simón.

Aquel registro fue impuesto el 12 de julio, un mes antes de que sus protagonistas lograran plata en los Juegos Panamericanos de Indianápolis con 38.86.

Este sábado la isla perdió otra añeja supremacía en la cita europea, impuesta el 10 de julio de 1978 cuando el bicampeón olímpico Alberto Juantorena comandó los 800 metros con 1:44.97 minutos.

El keniano Nicholas Kipkoech, líder de la temporada, recorrió ahora esa distancia en 1:44.70 y según reseñó el sitio web de los organizadores fue premiado por el propio presidente de la federación cubana ante casi tres mil aficionados reunidos.

Mañana, además del relevo en suelo azteca, habrá que seguir el desempeño de la pertiguista campeona del orbe Yarisley Silva en la parada de la Liga del Diamante pactada para el Estadio Alexander, de Birmingham.

La también plateada olímpica terminó tercera en Rabat y hace dos días en Roma, en ambos casos con 4,60 metros que debe dejar detrás en cualquier momento.

Allí volverá a verse con rivales conocidas como la griega Ekateríni Stefanídi, primera del escalafón del circuito, la local Holly Bradshaw, la suiza Nicole Büchler y la brasileña Fabiana Murer.

En ese propio escenario Cuba dependerá de la triplista Liadagmis Povea, quien cubrirá su segunda salida en ese tipo de eventos luego de ser quinta en la capital italiana.

Editado por Raúl Rodríguez



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up