Exhortan a Estados Unidos abandonar pretensiones injerencistas en la República Democrática de Corea

Pyongyang, 28 ago (RHC) La República Popular Democrática de Corea recomendó al gobierno de Estados Unidos ocuparse primero de sus asuntos y abandonar sus pretensiones injerencistas sobre la península coreana.

El Ejecutivo coreano recordó que el pasado 16 de agosto, el vicepresidente estadounidense Mike Pence, quien visitó a Chile obligó a varios países a romper las relaciones diplomáticas con el Norte de Corea y dialogó de la presión económica y diplomática.

Al respecto Pionyan recalcó que Estados Unidos debe preocuparse de su destino propio, antes de recurrir a la inútil campaña de presión y enfrentamiento contra la nación asiática.

En ese sentido, el gobierno norcoreano enfatizó que cuentan con capacidad de respuesta y desarrollan sus fuerzas militares, sobre todo, el misil balístico intercontinental.

También consideró que la preocupación central de la Casa Blanca debía ser la inquietud de la población estadounidense por el costo de las provocaciones contra Corea Democrática, y no estudiar cómo aniquilar a un país que escogió su destino, bajo un principio absoluto de soberanía e independencia.

La República Popular Democrática de Corea (RPDC) calificó de absurdas las condiciones que Corea del Sur impone para llevar adelante el diálogo bilateral, relacionadas con el fin del desarrollo de las capacidades defensivas de este país.

Recientemente, el presidente surcoreano Moon Jae-in dijo que el 'cese de las adicionales provocaciones nucleares y coheteriles del Norte (de Corea)' es la 'condición de conversación', señaló en un comentario al respecto el diario Rodong Sinmun.

El rotativo insistió en que tales declaraciones son idénticas a las presentadas por Estados Unidos en sus negociaciones con la RPDC, lo cual demuestra una vez más la actitud servil y mezquina de Seúl, nada consecuente con la idea de solucionar internamente los diferendos.

Y agregó: “El problema nuclear no se puede resolverse mientras perdure la política hostil anti-RPDC y el chantaje nuclear de Washington”.

Para Pyongyang, “el disuasivo nuclear no es un objeto de regateo para cualquier diálogo o negociaciones y, en particular, no hay necesidad de discutir ese problema con los títeres surcoreanos”.

En tanto siga igual la posición fundamental de las autoridades surcoreanas con respecto a las relaciones Norte-Sur, serán inválidas las conversaciones bilaterales, concluyó Corea Democrática.

 

Editado por Nuria Barbosa León



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up