Trump abandona abruptamente conferencia de prensa ante pregunta sobre manejo de pandemia

Washington, 12 may (RHC) Un nuevo enfrentamiento de la prensa con Donald Trump se vivió este lunes, cuando éste fue cuestionado por la forma en la que ha abordado el tema de las pruebas del coronavirus como si fuera una competencia mundial a lo que el presidente respondió culpando a China y minutos después abandonó el lugar.

Todo comenzó cuando la reportera de CBS News Weijia Jiang le preguntó que su manera de tratar el tema de las pruebas para detectar la COVID-19 lo había tomado como una competencia, faltando el respeto a todas las muertes que actualmente hay en el país."Ha dicho muchas veces que a Estados Unidos le está yendo mucho mejor que a cualquier otro país en lo que respecta a las pruebas ¿Por qué importa eso? ¿Por qué es una competencia global para usted si todos los días los estadounidenses siguen perdiendo la vida y estamos viendo más casos todos los días?", preguntó la reportera.

En un tono molesto, el presidente respondió: "Bueno están perdiendo la vida en todas partes del mundo y tal vez esa sea una pregunta que deberían hacerle a China, no me pregunten, pregúntale a China ¿Está bien? Cuando le hagas esa pregunta, puede que obtengas una respuesta inusual".

Cuando intentaron seguir el cuestionamiento, Trump le dio la palabra a otro reportero, que le cedió su lugar a la corresponsal de CBS News para que terminara de cuestionarlo. Jiang ripostó: “Señor, ¿por qué me dice eso a mí específicamente? ¿Que yo debería preguntarle a China?”, sin embargo, esto causó la molestia de Trump y terminó la conferencia abruptamente.

El gobernante salió inmediatamente del Jardín de las Rosas de la Casa Blanca dejando a reporteros y a los funcionarios y militares que lo acompañaban en la rueda de prensa.

En medio de las críticas de que Estados Unidos no ha hecho lo suficiente para evaluar a su población en busca de infecciones por coronavirus a medida que los casos se han disparado, el presidente Trump afirmó el lunes que su administración está superando al mundo en las pruebas y que ayudará a los estados a expandir tales esfuerzos, que son un elemento clave de levantar las restricciones de seguridad que han cerrado gran parte de la economía desde marzo.

La administración dijo que distribuirá $ 11 mil millones a los estados para facilitar las pruebas, del dinero ya aprobado por el Congreso para el alivio del coronavirus, como afirmó Trump: "Hemos cumplido el momento y hemos prevalecido". Dijo que Estados Unidos debería pasar 10 millones de pruebas completadas esta semana, "casi el doble que cualquier otro país".

Las autoridades describieron el plan frente a enormes pancartas que proclamaban que "Estados Unidos lidera al mundo en pruebas". Trump dijo que con la ayuda federal, cada estado podría evaluar a más personas per cápita en mayo que Corea del Sur en cuatro meses. Corea del Sur a menudo se presenta como un modelo sobre cómo implementar pruebas y usar los resultados para frenar la propagación del virus mortal.

Pero el evento de la Casa Blanca el lunes por la tarde equivalió a un reconocimiento de que todavía no hay suficiente capacidad de prueba en los Estados Unidos, incluso cuando más de 40 estados están en alguna etapa de levantar las restricciones a los viajes, el trabajo y la escuela. Las afirmaciones del presidente sobre los puntos de referencia de las pruebas de EEUU no explican lo que los expertos en salud han criticado como el lento ritmo de la capacidad de prueba en los Estados Unidos esta primavera, un retraso que algunos atribuyen a la rápida propagación del virus, el creciente número de muertos y la incertidumbre sobre el camino a seguir.

"Las pruebas son absolutamente críticas y es la única forma de volver al trabajo de una forma más segura", dijo Eileen O'Connor, una portavoz de la Fundación Rockefeller, que ha estado trabajando con varias compañías y líderes gubernamentales para aumentar las pruebas. "A menos que tenga los datos, no sabe a dónde va la enfermedad".

Los funcionarios de la administración dijeron que se pidió a los estados que detallaran sus necesidades y capacidades y que los $ 11 mil millones en ayuda se distribuirían para satisfacer esas necesidades. Un mapa que se muestra en el Rose Garden sugirió que dos estados afectados, Nueva York y Nueva Jersey, obtendrían el mayor nivel de gasto, o $ 500 millones. Otros estados con niveles significativos de infección, incluidos Michigan, Florida, Illinois y California, recibirán entre $ 300 y $ 500 millones cada uno.

Los Estados Unidos hasta el domingo habían completado casi 9 millones de pruebas de coronavirus, según el Proyecto de seguimiento de la Covid. Si bien es un número enorme, la cifra equivale a solo el 2.74 por ciento de la población de EE. UU. Y no ofrece una representación completa del alcance del virus dentro de la sociedad estadounidense.

Hay niveles mucho más altos de pruebas per cápita en otras partes del mundo. En la pequeña Islandia, la cifra es un extraordinario 15.4 por ciento, pero eso equivale a aproximadamente 54,000 pruebas en una población de 352,000 personas.

 

(The Washington Post-Cubadebate)

Editado por Julio Pérez



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up