Republicanos de EE.UU. sin votos suficientes para avalar ley de salud

Washington, 25 sep (RHC-PL) La senadora estadounidense Susan Collins anunció su oposición al más reciente proyecto para derogar y reemplazar la ley sanitaria conocida como Obamacare, lo cual deja al Partido Republicano sin votos suficientes para aprobar la iniciativa.

La legisladora por Maine dio a conocer su postura en un comunicado con el que parece dar el tiro de gracia al intento de su partido por eliminar la legislación de salud aprobada en 2010, durante la administración de Barack Obama (2009-2017).

Amplias reformas a nuestro sistema de atención médica y al programa Medicaid no se pueden hacer bien en un marco de tiempo comprimido, especialmente cuando el proyecto actual sigue cambiando, expresó sobre la propuesta de sus correligionarios Bill Cassidy y Lindsey Graham.

Descubrimos que ahora hay una cuarta versión de la iniciativa, que es tan profundamente defectuosa como las anteriores. El hecho de que una nueva versión de este proyecto de ley se publique la misma semana en que se supone se debe votar, agrava el problema, sostuvo.

La decisión de Collins se conoció luego de que la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) estimara que el plan republicano dejaría a millones de estadounidenses sin cobertura médica.

Aunque la entidad no pudo dar un número específico de personas que serían afectadas por la medida, debido a la falta de tiempo para hacer un análisis más profundo sobre el tema, indicó que la dirección de su impacto es clara.

Según la institución no partidista, habría menos ciudadanos con cobertura debido a que el diseño legislativo elimina la expansión del programa Medicaid, destinado a las personas de bajos recursos.

El número de poseedores de un seguro médico también se reduciría porque el proyecto deroga los subsidios que ayudan a muchas personas a pagar una cobertura privada, y porque con la normativa se suspende el mandato individual que obliga a poseer una protección de ese tipo.

La CBO sustentó, asimismo, las críticas de que este diseño sanitario perjudicará a las personas con condiciones médicas preexistentes, al anticipar que algunos estados permitirán a las aseguradoras fijar las primas sobre la base de la condición de salud de un individuo.

El anuncio de la legisladora por Maine se produjo tres días después de que el senador republicano John McCain (Arizona) también difundiera que no podía, 'en buena conciencia', dar su apoyo a la legislación.

Su compañero de partido, Rand Paul (Kentucky), había dicho anteriormente que se opondría al proyecto bajo el argumento de que no iba lo suficientemente lejos en derogar el Obamacare, y un portavoz confirmó este lunes que su posición al respecto no ha cambiado.

Eso dejaría al partido rojo con solo 49 votos favorables a la medida en el Senado de 100 miembros, insuficientes para garantizar su aval y cumplir así una de las principales promesas de campaña del presidente Donald Trump.

Editado por María Candela



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up