Exhibe comunidad científica cubana notables resultados

Por: María Josefina Arce

Múltiples fueron los retos el pasado año de la comunidad científica cubana, que exhibe hoy notables resultados en diversas esferas de gran impacto en el desarrollo socioeconómico del país y sobre todo, han permitido mantener los excelentes índices de salud de Cuba.

Uno de los más significativos logros de la Mayor de las Antillas en el 2015 fue que se convirtiera en el primer país en el mundo en eliminar la transmisión materno-infantil de VIH-sida y sífilis, suceso reconocido por la doctora Margaret Chan, directora general de la OMS, Organización Mundial de la Salud, como una gran victoria en la larga lucha contra esas enfermedades y un paso importante hacia una generación libre de sida.

El avance de la ciencia cubana también ha posibilitado que año tras año la nación caribeña exhiba un bajo índice de mortalidad infantil. En el 2015, por sexta ocasión consecutiva, esa cifra se sitúo por debajo de cinco por cada MIL nacidos vivos.

Los científicos cubanos lograron entre otros productos de gran impacto, la vacuna terapéutica HeberNasvac contra la Hepatitis B crónica, que muestra una mayor eficacia antiviral y provoca menos efectos adversos que los fármacos utilizados hoy en el mundo frente a esa dolencia.

Recientemente obtuvo su registro sanitario en Cuba, al tiempo que dispone de patentes concedidas en los mercados más exigentes y debe comenzar a emplearse en el país en el transcurso del 2016.

Con más de tres mil, el sector de la Salud Pública es el de mayor número de investigadores en todo el archipiélago, y concentra además 798 Doctores en Ciencias.

Un informe de la UNESCO, Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, señala que que Cuba es el país de América Latina que dedica más del uno por ciento de su Producto Interno Bruto a la Educación Superior, con un 4,47 por ciento.

Igualmente ocupa el segundo puesto de la región, después de Brasil, en cuanto a cantidad de graduados de estudios de doctorado en instituciones científicas y educativas cubanas, con lo que la Mayor de las Antillas se coloca en el lugar número 12 del ranking mundial.

Hay que destacar también que mientras en la investigación a nivel mundial se evidencia un predominio masculino, en el caso de la nación caribeña se alcanzó la paridad de género en el sector, con 47 por ciento de mujeres vinculadas a esta esfera.

Numerosos son los desafíos que para este y los próximos años tendrán los científicos cubanos, pero lo cierto es que su consagrado trabajo y su alta capacitación han hecho posible elevar la calidad de vida de los cubanos y que hoy el país se coloque a la altura de naciones más desarrolladas, a pesar de enfrentar grandes obstáculos por ser una nación bloqueada por la principal potencia mundial, Estados Unidos, desde hace más de 50 años.

 

Editado por Maite González Martínez



Comentarios


Deja un comentario
Todos los campos son requeridos
No será publicado
captcha challenge
up